www.cinefestpy.org

Informe Nº16

Acto de Clausura y Entrega de Premios con el Espectáculo Cine-Concierto Georges Méliès

con Auspicio de la Embajada de Francia en Paraguay y La Alianza Francesa de Asunción

Lunes 27 de Septiembre – 20:00 hs

Alianza Francesa de Asunción

(Mcal. Estigarribia 1039)

El acceso será por invitación con confirmación de reserva

CLAUSURA DEL 19º FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE

Entrega de Premios del 2º Concurso Nacional de Cortos

Entrega de Premios Panambí Mejor Película Voto del Público

Espectáculo Cine-Concierto Georges Méliès

Brindis de Clausura ofrecido por el 19º Festival Internacional de Cine

EL ESPECTÁCULO

El Cine-Concierto George Méliès es un programa exclusivo de dieciséis películas mudas – desde 1 hasta 15 minutos cada una – de Georges Méliès y acompañadas, como en los años 1900, por un pianista – Lawrence Lehérissey – y un “bonimenteur”, “un vendedor de ilusiones” – Marie-Hélène Lehérissey-Méliès. Marie-Hélène Lehérissey-Méliès, bisnieta del célebre cineasta francés, es una cuenta-cuentos con mucha inspiración y humor. Su hijo, el pianista Lawrence Lehérissey improvisa sobre cada película, realzando la imagen de Méliès y el texto de la cuenta-cuentos.

Las películas originales fueron encontradas, restauradas, conservadas y montadas gracias al trabajo de la asociación Les Amis de Georges Méliès fundada en 1945.

GEORGES MÉLIÈS, UN INVENTOR GENIAL

Georges Méliès nació en París el 8 de diciembre de 1861. Hijo de un fabricante de botas de lujo, se orienta hacia la pintura y toma clases con Gustave Moreau. A los 24 años su padre lo envía a Londres a estudiar inglés. Allí descubre la prestidigitación en el «Egyptian Hall». Demuestra ser muy hábil en el arte de la ilusión, que pone en práctica en el gabinete fantástico del museo Grévin. Gracias a la fortuna de su padre, compra en 1888 el Teatro Robert-Houdin. Robert-Houdin (1805-1871), padre de la magia moderna, es una fuente de inspiración inagotable para Méliès que colecciona sus aparatos y retoma  en escena muchos de sus trucos, desapariciones, autómatas e ilusiones. Las funciones terminaban con espectáculos de sombras y linternas mágicas. Méliès buscaba siempre nuevas atracciones. En 1891, creó la Academia de Prestidigitación que en 1904 se transformó en Cámara sindical de prestidigitación.

Entusiasmado con el invento de los hermanos Lumière «que pone el mundo al alcance de la mano», fabrica su propio aparato de filmación y hace sus primeras películas ya en 1896. Méliès introdujo los trucos de teatro y de ilusionismo en el cine y jugó con la fascinación que ejerce sobre el público lo que no comprende. Personajes que crecen o se reducen, desaparecen y se metamorfosean o multiplican. Hombre orquesta, Méliès se ocupa de todas las tareas: productor, guionista, director, distribuidor. Él mismo construye y pinta los decorados y es también actor en la mayoría de sus films.

Entre 1896 y 1912, filma 520 películas (de la cuales se encontraron 210) en su estudio de Montreuil, primer estudio cinematográfico vidriado. Su arte llega al punto culminante con el “Viaje a la Luna” (Voyage dans la lune), de 1902, muy inspirado en Julio Verne: 260 metros de celuloide y pura fantasía, con los que sedujo a América. Sus «espectáculos cinematográficos», en total casi 600, se presentaron en su mayoría en el teatro del Châtelet en París. En estos espectáculos se reúnen el ballet, los efectos de luces y el canto.

Méliès funda entonces Star film y se lanza a la conquista del polo. Este proyecto casi obsesivo, cuyo héroe es un gigante de las nieves, es el inicio del descenso, a medida que el público se cansa de las películas con trucos y comienza a interesarse en las producciones de Gaumont Pathé y Éclair, dos imperios nacientes que se dedican al burlesque, las actualidades y los dramas históricos. El cine menos soñador y más realista sale de las ferias para ir a los cines de las grandes avenidas.Incapaz de renovarse, Méliès filma sus últimas películas en 1912. Cae en la ruina, vende el teatro Robert-Houdin y su estudio en 1923 para pagar deudas y quema sus negativos en un acceso de ira. A fines de los años 20 cae en el olvido; el flacucho de barba ronda una juguetería y confitería en medio de las corrientes de aire de la estación Montparnasse. Su obra fue redescubierta por los surrealistas. En 1931 obtiene la Legión de Honor.

EL INVENTOR DE LOS EFECTOS ESPECIALES *

“El cine le permite hacer cosas imposibles en escena, como la “Dislocación misteriosa” (Dislocation mystérieuse) (1901) o el “Cake-walk infernal” (1903) en la que el actor sigue bailando mientras sus miembros gesticulan lejos de su cuerpo. Entre sus trucos recurrentes están la multiplicación y la desaparición. En “El hombre orquesta” (L‘Homme Orchestre), film de 1900, Méliès se multiplica siete veces. Este es un procedimiento que ya había utilizado en “Un hombre pensante” (Un Homme de tête), en 1898. Para multiplicarse, rebobina siete veces el negativo dentro de la cámara y así obtiene una nueva impresión. Esta proeza requiere puntos de referencia muy precisos tanto en la escena como en el negativo. Estas multiplicaciones se pueden ver en Matrix donde el malo se clona hasta el infinito, gracias a técnicas informáticas muy sofisticadas.

Méliès se inspira en las manipulaciones de la fotografía espiritista de fines del siglo 19, con las que algunos charlatanes abusan del espectador haciendo aparecer hadas, ectoplasmas o personas con la cabeza cortada. Utiliza repetidas veces la cubierta negra, antecedente del fondo azul, utilizado actualmente en los efectos especiales. En “El hombre con cabeza de goma” (l’Homme à la tête de caoutchouc), el agrandamiento de la cabeza se obtuvo sobreimprimiendo sobre fondo negro la cabeza de Méliès (montada en un riel) que se acerca de a poco a la cámara. El uso de la sobreimpresión múltiple, culmina en “El melómano” (Le Mélomane), film virtuoso de 1903 en el que Méliès se arranca la cabeza siete veces y la lanza sobre los hilos del telégrafo, lo que forma las notas de una partitura.

Las películas de Méliès están llenas de apariciones y desapariciones repentinas de los personajes. En el film de 1898, “Desaparición de una señora en casa de Robert Houdin” (Escamotage d’une dame chez Robert-Houdin), Méliès transforma en esqueleto a su actriz fetiche y  futura esposa, Jehanne d’Alcy. Para realizar la substitución detiene la cámara, pide a la actriz que salga de escena, la remplaza por el esqueleto y retoma la filmación. Escena aparentemente simple pero de realización complicada, porque la inercia de las cámaras de la época era tanta que no se detenía exactamente en el momento necesario sino algo después. Recién en el montaje, Georges Méliès la mira y empalma las dos imágenes del negativo. Es uno de los primeros en dominar el arte del montaje y sus posibilidades de ilusionar.

Por el contrario, el uso que hace Méliès de la cámara es arcaico, no se le ocurre moverla. Lo que desfila bajo los rollos son los decorados pintados, que producen la ilusión de una caída vertiginosa o una carrera. Méliès adopta el punto de vista del espectador del Teatro Robert-Houdin. Le ocurre sin embargo enganchar la cámara en la percha para tomar vistas perpendiculares. En esas ocasiones, pide a los actores que se acuesten en el piso y que hagan como si nadaran en el fondo del mar o escalaran una pared”.

* Fuente : Cinemateca Francesa


LA HERENCIA DE UN PATRIMONIO

Poco antes de la muerte de Méliès, en 1938, Henri Langlois, creador de la Cinemateca francesa, logra salvar una parte de sus películas, pero aún así una gran cantidad de ellas quedó dispersa.

Desde hace más de 60 años, la familia Méliès busca los films perdidos (sólo se ubicaron 8 en Francia desde 1945) entre coleccionistas, magos, feriantes y cinematecas de todo el mundo. La colección de películas de Méliès, casi 220, es actualmente la más importante del mundo. La gran trabajadora en esta tarea es Madeleine Malthête-Méliès, nieta del pionero y educada por él.

La familia es apoyada por una asociación creada en 1961 por iniciativa del marido de Madeleine, el Dr Malthête, para dar conferencias y hacer cine-conciertos en Francia y en el exterior, coloquios, exposiciones y publicaciones.

Lawrence Lehérissey: Pertenece a la cuarta generación, es hijo de Marie-Hélène Lehérissey-Méliès, pianista con formación clásica y en jazz. Desde hace años acompaña cine-conciertos y es autor de la música del DVD Méliès, editado en 2008 por Studio Canal.

SÍNTESIS BIOGRÁFICA

Marie-Hélène Lehérissey-Méliès

Actualmente miembro de la dirección técnica de TF1 (Télévision Française Une), Marie-Hélène Lehérissey-Méliès, montagista de películas como primera profesión, trabajó inicialmente para el cine y luego para la televisión.

Paralelamente, se ocupa del mantenimiento de la colección de películas de la Asociación Les Amis de Georges Méliès – Cinémathèque Méliès, y dentro de la tradición y la memoria familiar propone “espectáculos cinematográficos” con películas redescubiertas de su bisabuelo. Marie-Hélène Lehérissey-Méliès representa la tercera generación de presentador-cuenta-cuentos de la familia.

Lawrence Lehérissey

Alumno del conservatorio, y luego de las escuelas de jazz IACP y CIM, pianista compositor e improvisador, Lawrence es profesional desde la edad de 18 años. Dio la vuelta al mundo tocando sobre las imágenes de su tatarabuelo. Es el aspecto evocador e ilustrativo del sonido lo que le gusta principalmente trabajar. Lawrence es por otro lado co-fundador del grupo “Improbable” y miembro del grupo “Les portugaises ensablées” en los cuales toca y compone. Le gusta el jazz, las bandas sonoras de películas y la música contemporánea.

FICHA TECNICA

Duración del espectáculo : 1 h 45

Material fílmico : 35 mm, 16 mm o DVD

Idioma : castellano

Musica original compuesta por Lawrence Lehérissey

Piano: Lawrence Lehérissey

Lista de películas:

Le mélomane (El Melómano) (1903)

La tentation de Saint Antoine (La tentación de San Antonio) (1898)

Barbe-Bleue (Barba azul) (1901)

Le diable noir (El diablo negro) (1905)

Voyage dans la lune (Viaje a la luna) (1902)

La chrysalide et le Papillon (La crisálida y la mariposa) (1901)

Le merveilleux éventail vivant (color) (El maravilloso abanico vivo) (1904)

La fée Carabosse (color) (El hada Carabosse) (1906)

L’impressionniste fin de siècle (El impresionista de fin de siglo) (1899)

L’homme orchestre (El hombre orquesta) (1900)

Le sacre d’Edouard VII (El sacro de Eduardo VII) (1902)

Dislocation mystérieuse (Dislocaciones misteriosas) (1901)

Les cartes vivantes (Las cartas vivas) (1904)

L’homme à la tête en caoutchouc (El hombre con cabeza de goma) (1901)

Le cake-walk infernal (El cake walk infernal) (1903)

Au royaume des fées (color) (En el reino de las hadas) (1903)

Oscar Torrents

Jefe de Prensa y Difusión

19º Festival Internacional de Cine

<torrents.oscar@gmail.com>

Nilsen Karina Adorno Gill

Coordinadora de Prensa

Alianza Francesa de Asunción

Telef. 210 503 / 210 382

www.alianzafrancesa.edu.py

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: